Noticias
Publicación ¿Por que destinar dinero público a los planes Renove?



El 24 % del consumo energético corresponde a las viviendas familiares. La unión Europea aprobó en 2007 el paquete de Energía y clima, que establece el objetivo de conseguir para 2020 un ahorro de energía primaria del 20% vinculante para todos los países.
El potencial de ahorro en el sector residencial es muy alto, dado el lamentable modelo edificatorio que hemos sufrido en España. Podríamos estimar que un edificio construido en el 2009 consume un 40% menos de energía que el edificio medio estándar anterior. Y uno construido después de 2014 en el que se modificó la normativa en 2013 hasta un 60 % menos. (Normativa del la Directiva 2002/91/UE aprobada en 2006 con aplicación de 2 años de retardo).

Por ejemplo en la comunidad de Madrid hasta la fecha un 79% de los 230.000 certificados energéticos emitidos tienen una calificación muy baja, entre la E y la G y tan solo un 21% entre la A y D.

Existen líneas de ayudas para rehabilitaciones energéticas de edificios, pero la dificultad de aunar voluntades en las comunidades de vecinos dificultan su aplicación, a pesar de las fuertes líneas de ayudas existentes.

Sin embargo los planes renove han generado efectos favorables y un éxito en su aplicación ya que produce los siguientes efectos:

-Se genera actividad económica en los distintos sectores relacionados tanto en productos , fabricantes, comerciantes, instaladores etc. Tan solo en la comunidad de Madrid desde el año 2006 , con una inversión publica de 115 Millones de Euros, se han logrado  más de 689 Millones de Euros correspondientes a las facturas emitidas. Con su correspondiente mantenimiento y/o generación de puestos de trabajo, así como la recaudación de IVA correspondiente e impuestos generados de las empresas participes.

-Ahorro Energético, logrando así por un lado reducir las emisiones de CO2, bajar la dependencia energética  y penalizaciones por el exceso de emisiones que paga nuestro país.

-Mejora de la seguridad de las instalaciones

 

-Se fomenta un cambio de mentalidad por el pro y el avance en cuanto a los productos con prestaciones de alta eficiencia, lo que implica a las empresas a mejorar sus productos (inversión en I D).

-Se mejora el confort de nuestros hogares y se reduce su factura energética con el correspondiente aumento en la renta disponible para otros bienes de consumo, ya que la mayoría de los productos beneficiarios de la ayuda, tienen un plazo de amortización de entre 3 y 6 años.